Obedece, confórmate y consume

They live

Soy un fanático de las películas de terror, en especial los sub-géneros apocalípticos, pandemias y zombis, sobre todo zombis.

Así conocí hace muchos años, en la TV abierta la película “They Live”. El filme fue osado y adelantado a su época. En la actualidad una cinta de este tipo jamás vería su realización.

Esta nota va dirigida a los artistas, ya que en nuestras manos está poder cambiar el mundo. Desde períodos muy antiguos de la historia de la humanidad que el arte siempre ha sido usado para expresar la realidad del momento. El estudio de muchas obras  involucra registros históricos, con los que se han logrado encontrar lugares, reconstruir importantes sucesos y en otros casos para probar la existencia de tal personaje o tal hecho.

Pero también algunos de esos hitos se relacionan con hechos revolucionarios y el arte está estrechamente ligado a estos momentos. Sabido es que la música es capaz de transmitir emociones, hasta logra cambiar el estado de ánimo de las personas pudiendo llevarlas desde el estado más relajado hasta el más eufórico.

Trailer “They Live”.
Anuncios
They Live

Para estar en el contexto, no crean que este artículo está enfocado en cine ni nada de eso. Estamos en un momento de crisis y para algunas personas se les dificulta la lectura y es bueno de vez en cuando enseñar ideas desde la perspectiva en la que lo puede comprender otra persona, que a lo mejor es más visual. Invita a ese amigo a ver esta película que es una profunda crítica social.

Por respeto a la película y el amor que le tengo a este tipo de cintas, me siento obligado a dar algunos datos sobre la película. Fue estrenada en el año 1988 en Estados Unidos y está dirigida por John Carpenter, quien también hizo el guion. El filme está inspirado en la novela de ficción escrita por Ray Nelson en el año 1963 titulado “Eight o’Clock in the morning”.

La película trata sobre un tipo que llega a la ciudad buscando trabajo y por una serie de acontecimientos, se irá involucrando con un grupo que le termina por revelar que la humanidad está secuestrada por una raza extraterrestre que ya han logrado desplazar a nuestra especie a una clase social trabajadora, conformista, consumidora y en constante reproducción.

Lo más terrible sería que al usar unas gafas especiales que estaban alteradas en su composición química, permitían ver los mensajes subliminales en la publicidad.

Casense

Escena de la película “They live”.

Confórmate y consume

Una de las grandes críticas de la película está enfocada en el sistema del consumo y como las personas fácilmente se van conformando, como una frase típica de elecciones: “no importa por quién vote, yo igual tengo que trabajar”.

Muchas veces se pueden apreciar letreros con mensajes que indican distintas órdenes que las personas deben seguir para mantener este sistema de producción en el que solo benefician a los aliens.

También se ve como una gran parte de la población se empobrece y se va conformando con los salarios y los puestos que están disponibles.

Muchas de las situaciones ocurridas durante la película no son ficción. En un momento de la cinta, descubren que las ondas de TV sirven para hipnotizar a la población y esto fue algo real, ocurrido en EE.UU. durante los años 60′ en que transmitían mensajes subliminales en la señal de cierre, ordenaban a sus ciudadanos a creer en dios, consumir y obedecer (son las frases que se repiten más veces en la transmisión y existen muchos de estos registros en sitios de internet).

Además luego fueron conocidos los distintos experimentos del MKUltra, en que muchas personas fueron perjudicadas, incluso al día de hoy existen demandas que buscan algún tipo de indemnización por un sin fin de vulneraciones por parte del gobierno de USA a su población.

Mensaje subliminal de la década de los 60 en que el gobierno repite varias órdenes a su gente. Esto perfectamente pudo haber sido implementado en Chile durante la dictadura del sanguinario Pinochet.
Obedece y reprodúcete

Parte importante del sistema implantado por estos extraterrestres depende de la cantidad de personas que existen, para esto necesitan mantener a los seres humanos idiotizados y reproduciéndose para que sigan produciendo mano de obra barata y dispensables. Convirtiendo a todos en seres sin empatía y emociones, viviendo en un estado de zombi en el que solo deben obedecer, reproducirse y producir.

Esto es igual a lo que vivimos actualmente. Grupos políticos aliados con los medios masivos de prensa, contratos de publicidad, manipulación de las divisas y los recursos. El sistema actual ha logrado despojar a las personas de la empatía y por eso consiguen que los problemas en América sean invisibilizados, para que así solo un sector siempre se vea beneficiado de leyes tributarias, leyes civiles y otras más.

Actualmente la corrupción de la clase política y de grandes empresarios simplemente proyectan una imagen de desconfianza y monstruosa, despertando los miedos de la población, ya que la realidad supera a la ficción.

Uno de los mensajes subliminales que se podían ver con las gafas especiales.

Puede que de un tiempo hasta ahora no todos hemos contado con la libertad laboral o de emprendimiento, pero si contamos con la consciencia para hacer un consumismo con consciencia humanitaria. Podemos elegir la forma de hacer negocios, rechazar aquellos que se aprovechan de sus trabajadores, terminar con los modelos de negocios que explotan países pobres, en nuestras manos tenemos el poder de hacer caer industrias o engrandecer a otras.

Pero nadie toma responsabilidad por nada ni nadie y lo peor es que nos perjudicamos nosotros mismos. Si no queremos terminar como en la película, dominados por monstruos que carecen de empatía, hay que comenzar por saber qué discursos escuchar y por sobre todo, que siempre hay que estar informado y aprendiendo cosas nuevas para mantener nuestra mente activa.

Pero lo más importante es que no debemos olvidarnos de nuestras emociones y nuestra empatía, eso es lo que nos hace humanos. Este es el mejor momento para crear arte revolucionario y crítico con ideas creativas y nuevas para enfrentar los problemas de este siglo en el que la interconexión ha cambiado nuestra forma de vida.

No terminemos cambiando comodidad por libertades y conexión por censura.

Anuncios
Referencias
  • Franco, L., J. y Carpenter, J. (1988). They live [cinta cinematográfica]. EE.UU. Alive Films.
  • IMDb: They live.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: