Falacias en la Argumentación

¿Qué es una falacia? una falacia, según la RAE, corresponde a un “engaño, fraude o mentira con que se intenta dañar a alguien.”

Ahora, ¿por qué estoy tratando este tema?, simple, es porque hoy en día al momento de defender un punto de vista, o querer debatir, las personas tienden a ocupar algún tipo de falacia, y puede incurrirse en ellos por ignorancia o voluntariamente, como un modo de convencer mediante otras formas que no atienden a la esencia misma del debate o la lógica del argumento. Las falacias pueden clasificarse de la siguiente manera:

Apelación o ataque a la persona

Implica una descalificación, tiene una intención ofensiva; se ataca a quien tenga una idea, sin considerar sus argumentos, si es válido o no, sólo se violenta su punto de vista. Ejemplo: “No tienes derecho a opinar sobre política, porque tú no estás inscrito en los registros electorales.”

Apelación Directa

Se ataca una idea por el hecho de provenir de una persona determinada, se utiliza solamente para descalificar al “adversario”: “Tus argumentos son tan estúpidos y sin fundamentos.”. En ocasiones este tipo de apelaciones pueden ser del tipo Envenenamiento de pozo, que es cuando alguien hace tal descalificación de otro, que lo deja incapacitado para defenderse, lo neutraliza: “¿Para qué vas a dar tus argumentos si todos sabemos que eres el mejor de los mentirosos?”.

Apelación Indirecta

También es un ataque al oponente, pero ya no por ser él o ella, sino por su condición, por sus circunstancias y contexto, así como por sus relaciones, motivos y situación: “No puedes negarle que sea vegetariano, pues tú mismo le inculcaste el naturismo desde pequeño.”

Apelación o ataque a la autoridad

Es cuando se malinterpreta o tergiversan las palabras de alguien conocido o importante, que goza de un cierto respeto del medio en que nos desenvolvemos, con el fin de dar peso o sustento a nuestros argumentos: “Si mi profesora lo dice, entonces es cierto.”

Apelación o ataque a los sentimientos

Se utiliza este tipo de falacias cuando se busca convencer al otro, por medio de la emotividad y así conmoverlo y que sea más fácil hacerlo cambiar de parecer y que adhiera a nuestro pensar o a nuestras intenciones.

Apelar a la misericordia

Se busca conmover al interlocutor, dando fundamentos o razones para llevarlo a bondad: “Necesito un descuento, pues mi familia no tiene más dinero para pagarme los estudios.”

Apelar al temor

Son razones para apoyar la tesis, pero se mezcla con un tono amenazante, que sirve para conseguir lo que se desea obtener: “Yo necesito este trabajo y tú necesitas que yo trabaje para mantenerte, así que empezarás a ayudarme en las labores de la casa.”

Anuncios

Apelación a la ignorancia

Es una apelación problemática, pues el emisor utiliza el principio de aceptabilidad, donde sustenta su credibilidad, esto implica que defiende su punto de ver las cosas o un tema, aludiendo al argumento de que los demás no están informados o no conocen o que nadie ha probado la idea contraria a la suya y por eso es válido su planteamiento.

Regla general para caso particular

Es cuando se deduce erróneamente, a partir de una generalización. “Todos los perros tienen cuatro patas, dos traseras y dos delanteras. La mascota de la vecina era un perro, ya no lo es porque ayer lo atropellaron y le cortaron una pata.”

Argumentos circulares

Son las razones que se reiteran a lo largo de la afirmación y no aportan datos nuevos a la tesis, sino que se entregan fundamentos iguales todo el tiempo. “Los psicotrópicos me dan sueño, por eso los tomo: porque me cuesta conciliar el sueño. Eso es la función de un psicotrópico recetado para las noches: darte sueño.”

Falsa analogía

Es cuando se comparan o contrastan dos hechos o situaciones,  para mostrarlas equivalentes entre sí, pero esta equivalencia no tiene sentido, pues las situaciones no son comparables entre ellas, aún cuando sean similares en algunos aspectos o sentidos. “Así como los revolucionarios del tiempo de la dictadura tiraban piedras, asimismo se les debe dar libertad a sus hijos para manifestarse contra el sistema, utilizando todos los recursos y medios para hacer ver sus molestias.”

Así es que antes de opinar, dos consejos, lea un libro para mejorar su vocabulario y su compresión lectora y recuerde estas falacias para que no cometa errores cuando argumente, muchas veces debe haber pensado que gano algún debate, o logro imponer su idea, y lo mejor lo que realmente paso, es que la otra persona conocía estos temas, y simplemente se dio cuenta de que no valía la pena seguir debatiendo con usted.

Anuncios

3 Comments on “Falacias en la Argumentación

  1. Pingback: El paraíso fiscal de la iglesia católica – Uisione

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: